Precioso deseo de Koncha Pinós

Könchok Pema
http://institutodeyogatibetano.net/cms/

En los tiempos antiguos existía sólo la Diosa, la Madre del Cielo y de la Tierra, la Madre del Cosmos, de la cual venía toda la vida. Los hijos de la Gran Diosa, nacidos posteriormente, en largas luchas tenaces destronaron a su madre, la madre de todos los seres humanos y dioses. Por la acción de sus hijos, la Diosa se convirtió primero en madre, luego en esposa del dios masculino gobernante.
En nuestra tradición cristiana celebramos en estas fechas el nacimiento de Jesus- Yeshe- hijo de María. El Budismo temprano solo conocía al hombre Buda cuya madre murió. La tradición mahayana venera Prajnaparamita, la perfección de la sabiduria, como la madre de todos los budas, y en el Tíbet Tara Verde es una figura búdica popular.
Que esta Navidad surja el espíritu de la Madre Divina, que surja tambien la fe en el fruto. Que el Padre surja como realidad allí donde la Madre también es... que abramos nuestro corazón al amor a lo femenino como divino... Amemos a todos los seres como nuestras madres, y a nuestras madres como el ser que nos alumbró.
Que en este año que empieza, seamos las Madres de millones de seres, y nos crezcan muchos hijos.
¡Que seais muy felices!

OM TARE TUTTARE TURE SOHA

Koncha


2 comentarios:

Adonai dijo...

Si todos los seres humanos nos comportaramos como madres quizá esta tierra fuera todavía un paraíso. No hay que perder la esperanza, de una forma u otra vamos hacia algo mejor. Muchos besos y que tu amor de mujer-madre-diosa irradie dondequiera que te halles.

Bachatadharma dijo...

Felizes Fiestas para toda la familia!

Un fuerte abrazo