Cuando soy mi sombra


Este texto es el que escribí en el trabajo de la sombra con Dhiravamsa. Es la exageración caricaturesca (aunque de humor tiene poco) de mi sombra.

Es una mujer fuerte, muy poderosa, retorcida, egoísta, mala, mala, muy mala. Tiene el pelo muy rizado, totalmente enredado, como los sentimientos retorcidos que alberga en su interior. A pesar de que es una mujer hermosa, no es posible apreciar su belleza pues sus ojos siempre están semicerrados, el ceño fruncido, los labios apretados, producto de la gran tensión con la que vive.
Habla muy alto, insulta, chilla, intimida, ofende, disfruta haciendo sentir mal a los demás; desprecia, orgullosa, soberbia, letal. Tiene verrugas como las brujas y uñas largas y sucias, el cuerpo se le ha deformado de la ira y el dolor y está hinchada de la bilis que no puede contener.
Siempre causa dolor a su alrededor, despreciando, humillando, intentando hacer dependientes a quienes le rodean. Está llena de ira, de dolor, de rabia, de frustración. Utiliza la violencia verbal continuamente y la física si la provocan, en muchas ocasiones no puede porque no es lo suficientemente grande.
Se siente una mierda, despreciada, humillada, vejada continuamente y hace exactamente lo mismo.
Pega, chilla, patalea, se desgañita, se tira del pelo, se lo arranca, entra en estados de histeria por dolor y se clava las uñas, se las hinca, las retuerce para que duelan, se da cabezazos en la pared, para sentir el dolor, su intensidad. Tiene un aspecto sadomasoquista.
Siente dolor, mucho dolor y siente rabia, muchísima rabia. Quiere destrozar, partir, arrancar, destruir, oprimir, descuartizar, arañar, despellejar, hacer sufrir, sí, hacer sufrir, mucho, a fuego lento, es una torturadora en esencia y en potencia.
Devasta, arrasa, implora, olvida, perdona, vuelve a dañar, parte, se abre el pecho, mete la mano y se arranca las entrañas, las come, las regurgita, las vuelve a comer, la sangre deslizándose por las comisuras, un desquiciado y horrible rictus en su rostro. La mirada asesina de la destrucción. Introduce la mano en su vientre y muestra sus vísceras, sangrantes... y ríe, loca, terriblemente loca, amargamente trágica. Retumban las carcajadas en el infierno.
Ángel cruel, bruja exhausta, ahíta de sufrir, harta de herir, harta de dañar.
Arranca a dentelladas los miembros de sus amigos, los impotentiza, la sangre vuelve a manar por su boca, se escurre por los bordes de los labios, carnívora: destroza para vivir, mata para comer, se nutre de las debilidades ajenas. Intuitiva capta los complejos enseguida, los registra y los utiliza para asesinar lenta o repentinamente. Temible estratega del dolor, implacable.
Coge palos, bates de béisbol, cuchillos, lanzas... y tortura, abre cabezas, destroza cráneos, parte dientes, retuerce cuellos, espaldas.. y ríe, loca, loca, totalmente loca.
Asesina magnífica y cruel, baja y vil, de dentro. Es mala, muy mala, asquerosamente mala, insoportable, jactanciosa.
Amordaza, tortura y veja, maldice, utiliza el poder verbal para destrozar, para comprometer el nombre de Dios y atemorizar a su oyente.
Arranca, mata, pervierte, sanguinaria, loca, puta, desaforada, interesada y manipuladora. Es jodidamente malvada, es venenosa, destila veneno en sus palabras, en sus actos. Es autoritaria, dictadora, quiere imponer sus deseos a cuantos le rodean y les humilla si no lo hacen, los avergüenza.
Es vengativa, rencorosa y cruel, dominante, maquiavélica, terriblemente insoportable.
Miente, utiliza, manipula, jode, daña, hiere, destroza, arranca entrañas.
Mala, putamente mala, odiosa, Muerta.

Eso soy yo en ocasiones...

3 comentarios:

Gontxu (Un Pobre Niño Pijo) dijo...

Wow! Aranzazu...Me dejaste de una pieza...Nunca habia escuchado (bah, ¨leido¨)a un Ocho tan evolucionado como vos...

Enhorabuena!

Ya te pongo en mis links...

Abur!

Gontxu
El Pobre Niño Pijo 3 Sexual

Gontxu (Un Pobre Niño Pijo) dijo...

Me olvidaba...Me encantó lo de ¨Pertenezco al fenotipo Felino¨...ja, ja... ¿No serás una ¨Dos Enochada¨???

Para ver Fenotipos esta buenisima la página de Personarte.com

Besos Pijos

Gontxu

Kari Alba dijo...

Me ha dejado helada tu reflexión, esa parte de mi, esa bruja que muy seguido sale, y que después mi sentimiento de culpa la latiga o la martiriza pero a fin sigue saliendo así que me parece que es buen momento de hacer las paces con ella y ¿para qué salir? además de los límites que no se poner quiere arrasar con todo mmmm no lo se quisiera darle un poco de voz para que no salga tan derepente y ma haga tantos estragos que no se como arreglar después.