Acontecimientos y sucesos





Somos un acontecimiento.
Acontecemos en el sinfín de la existencia.
Creamos la ilusión el tiempo para fortalecer la conciencia que tenemos de nuestra vida.
Pero sólo somos un acontecimiento,
una experiencia con conciencia de su propia experiencia.
Nada más y nada menos.

Somos un suceso.
Una secuencia ininterrumpida de instantes que se suceden los unos a los otros.
Acontecemos.
Sucedemos.
Ocurrimos.
Nada nos pertenece, porque sólo somos un ínfimo y minúsculo chasquido de experiencia.
Somos la circunstancia y el agente de la circunstancia.

Somos vacío que se dota de significado en su acontecer eflorescente del instante.

2 comentarios:

Guillem dijo...

Y después de leer estas sabias reflexiones, a uno solo le queda, relajarse. Porque es así y no hay más. Así de grande y poderoso; así de sencillo; así de adecuado.
Es lo que es.
Un abrazo.

Concha Barbero de Dompablo dijo...

Gracias por este regalo.

Te enlazo a mi blog.