Vipassana



Fragmentos del libro Resumen de las charlas del Curso de Diez Días de SN Goenka:


"El propósito de la técnica no es experiementar algo especial, sino permanecer ecuánime ante cualquier sensación que afrontemos. (...)
Si trabajáis de esta forma, poco a poco iréis comprendiendo toda la ley de la naturaleza. Eso es lo que significa Dhamma: naturaleza, ley, verdad. Para entender la ley a nivel de experiencia, debemos investigarla en el marco de nuestro propio cuerpo. (...)

En todo el universo, tanto dentro como fuera de nuestro cuerpo, todo cambia continuamente; nada es un producto final, todo es un continuo devenir: bhava. También habrá otra realidad que quedará clara: nada ocurre accidentalmente. Cada cambio tiene una causa que produce un efecto, que, a su vez, es causa del siguiente cambio, creándose así, una cadena sin fin de causas y efectos. Y también quedará clara otra ley: según sea la causa, así será el efecto; según sea la semilla, así será el fruto. (...)


La naturaleza simplemente ayuda a que se manifiesten las cualidades de cada semilla. Si sembráis semillas de dulzura, recogeréis dulzura. Si sembráis semillas de amargura, la cosecha será amarga. Según sea la semilla, así será el fruto; según sea la acción, así será el resultado. El problema es que estamos alertas y deseosos de recibir dulces al cosechar, pero al sembrar, somos descuidados y plantamos semillas de amargura. (...) Debemos cuidar nuestras propias acciones, porque ellas son las semillas en función de cuya calidad recibiremos amargura o dulzura.

Hay tres tipos de acciones: físicas, vocales y mentales. Quien aprende a observarse, rápidamente se da cuenta de que la más importante de las tres es la acción mental, porque ésta es la semilla que producirá resultados. Las acciones físicas y vocales no son más que proyecciones de la acción mental (...).

Buda afirmaba "todo empieza en la mente; la mente es lo más importante. Todo lo que exprimentamos es producto de nuestra propia mente. De hecho, todo aquel que experimenta algo, lo que experimenta es sólo el producto de su propia mente. Si realizáis una acción, ya sea fisica o verbal,
sobre la base de una mente impura, el sufrimiento os seguirá como la rueda sigue al caballo de tiro. Del mismo modo, si realizáis una acción con una mente pura, al felicidad os seguirá como vuestra propia sombra". La volición mental es lo más importante. (...)

Existen cuatro segmentos o agregados de la mente.

El primer segmento se llama viññana (consciencia). los órganos sensoriales son insensibles a menos que la consciencia entre en contacto con ellos. (...) La función de esta parte de la mente es sinplemente "ser consciente de". Un sonido entra en contacto y la viññana sólo constata el hecho de que un sonido ha aparecido.
La siguiente parte de la mente entra en funcionamiento: sañña, percepción. Aparece un sonido y, enfunción de la experiencia pasada y de los recuerdos, lo reconocemos. (...) Lo valoramo scomo bueno o malo de función de nuestra experiencia pasada.
La tercera parte de nuestra mente empieza a funcionar: vedaña, sensación. Aparece un onido, hay una sensación en el cuerpo. Es valorada por la percepción, como agradable o desagradable. Las sensaciones surgen en el cuerpo pero son sentidas en la mente; ésta es la función de lo que llamamos vedaña.
La cuarta parte de la mente entra en funcionamiento: sankhara, reacción. (...) Cuando un pensamiento o una imaginación entra en contacto con la mente, también una sensación surge en el cuerpo, agradable o desagradable, y empezamos a reaccionar con apetencia o rechazo. La apetencia momentánea se transforma en deseo; el rechazo, en aversión. Y, así, empezamos a atar nudos en nuestro interior.

He aquí la semilla que dará fruto, la acción que dará resultado: el sankhara, la reacción mental. continuamente estamos sembrando esta semilla, reaccionando con apetencia o rechazo, con deseo o aversión, creando así nuestra propia desdicha.

2 comentarios:

SoL LuNaR dijo...

En barcelona hay un centro, terminas el curso de diez dias, comida gratis, alojamiento gratis...silencio gratis...desarrollo interior gratis...

finalizas y donas lo que te apetezca, mucho, poco, o nada...pureza...la espiritualidad no se vende...si aquel vagabundo de alli no puede ir, yo tampoco quiero...

y vipasana ofrece la oportunidad a todos...merece la pena experimentar un curso de esos.

O tres :)

aranzazu dijo...

Ése es precisamente el centro enlazado desde la entrada y el maravilloso lugar donde conocí, profundicé y profundizo en este inigualable regalo de la conciencia-existecia-amor-Dios. Mil besos