Buika

Hoy he disfrutado de la maravillosa oportunidad de gozar del arte de Concha Buika en directo. Es brutal, mágica, desgarradora, hermosa, rítmica, africana, flamenca, gitana negra, jazzística. ¡Qué grande! ¡Y qué bella! Su voz es diferente, no es un torrente claro como Estrella Morente, por ejemplo, sino una fuente que brota a chorros a veces y despacio otras. Cuando se "enfada", es imparable, su voz sin límites, un caudal infinito. es Chavela Vargas a ratos. Otros susurra, queda, afónica, pero es lindo igualmente. Baila indómita, sensual, negra, tiene tanto ritmo, tanta música dentro. Las interpretaciones del álbum Mi niña Lola han sido buenísimas pero, personalmente, he vibrado con sus composiciones de jazz tatareando cual instrumento, imitando el saxo, la trompeta, la guitarra... impresionante: ¡cuánto conocimiento musical! ¡cuánto ritmo corriendo por las venas y palpitando en el alma!
El grupo que la acompañaba también ha estado impecable: piano, bajo, batería y cajón. Muy compenetrados y con mucho feeling.
Dos bises y ovación del Teatre Joventut en pleno. Y ella, tímida, saludando azorada. ¡Más bonita aún, por humilde y sencilla!
Además, la canción que da nombre al álbum ha sido dedicada als "pares enrotllats" (Buika ha hablado en mallorquín todo el concierto) y yo he tenido la suerte de ir acompañada de mi madre, muy enrollada, por cierto y cumplidora de años. Felicitats!
"La mejor cantante de soul que ha existido en España tiene un fabuloso eco flamenco que utiliza como las grandes damas del jazz, de forma imprevisible.(...) Compás arrebatado, swing infinito. Artista de otra era. Sólo para fanáticos de la música". José Manuel Gómez. Metrópoli.

1 comentario:

xavelo dijo...

mecagontó, ya me estoy arrepintiendo de no haber ido... estoy seguro de que el directo de esta mujer debe de ser de lo más emotivo...