Reflexiones

Dentro de ti hay un inmenso océano de paz, de dicha, de gloria, la maravillosa sensación de ser Todo y no ser Nada.

El mundo es un lugar excepcional, tan hermoso. Las mentes humanas han creado un precioso holograma, un sin fin de Belleza, pero más allá de esa apariencia impermanente se encuentra la Forma Vacua, la Vacuidad con Forma, el reino de la Dicha Eterna, el reino de Dios, el reino de Buda. Sólo mirando dentro -tan sencillo, tan evidente, tan simple- lo ves.

Eres tú esa calma profunda, esa inmensa nada, esa ausencia de esfuerzo, esa plenitud de ser. Estar ahí, sentarse, observar, re-conocer, discriminar la verdadera naturaleza de tu mente, la ausencia de significado, la evidencia de tu yo como otro de los pensamientos de los tantos que te asaltan, su apego, su aversión. Sólo aceptando, desmontando la falacia de tu ego tal como aparece, sin imputación, sin juicio. Vacuo. Ser.

Dejar de meditar supone la vuelta a la ignorancia y a la ofuscación, a los pensamientos erróneos causantes del sufrimiento. Meditar es el refugio, la respuesta, el método para rasgar los velos de la ilusión y observar claramente la Realidad.

Fo
to: Pranayameando y meditando en un pie de vía de Siurana hace unos años.

1 comentario:

SoL LuNaR dijo...

Que la gente tenga claro este tipo de texto que expones...ufff...Diosss...que sensación tan alegre...muacks.

oM