Parejas espirituales


El arquetipo de una pareja espiritual promulga la relación entre iguales -con el propósito de crecer juntos- y cada día emerge más de nuestra conciencia, como parte del viaje consciente de la humanidad hacia una percepción multidimensional del auténtico poder: el poder de la unión, interna y externa.

Las parejas espirituales reconocen que la relación física también pasa por un mundo de tiempo, materia y energía. La parte más luminosa de tu ser crea relaciones espirituales activas y, al trabajarte la vertiente emocional hacia el crecimiento espiritual tuyo y del otro, los dos crecéis y crecen todas las parejas. Pero la decisión de evolucionar conscientemente a través de elecciones responsables no tiene que ver con el otro sino contigo, únicamente con tu propio compromiso, tu propio desarrollo. Y con ello estás haciendo una enorme contribución a todos los aspectos de la humanidad que estás creando. Tiene que ver con tu percepción del mundo.

Concha Pinós