Perlas de Albert Einstein



Es más fácil destruir un átomo que un prejuicio.

Hay dos maneras de vivir una vida: la primera es pensar que nada es un milagro, la segunda es pensar que todo es un milagro. De lo que estoy seguro es de que Dios existe.

A=X+Y+Z
A=éxito X=trabajo Y=juego Z=silencio

El secreto de la creatividad está en dormir bien y abrir la mente a las posibilidades infinitas. ¿Qué es un hombre sin sueños?

La educación es aquello que permanece cuando uno ha olvidado todo lo aprendido en el colegio.

Cien veces todos los días me recuerdo mí mismo que mi vida interior y exterior depende de los trabajos de otros hombre, vivos o muertos, y que yo debo esforzarme a fin de dar en la misma medida en que he recibido.

Lo más incomprensible sobre el mundo es que sea comprensible.

Cuando se nos otorga la enseñanza se debe percibir como un valioso regalo y no como una dura tarea, aquí está la diferencia de lo trascendente.

La imaginación es más importante que el conocimiento.

Si vas a salir de frente a describir la verdad, deja la elegancia para el sastre.

Ante Dios somos todos igualmente sabios, igualmente tontos.

Lo más hermoso que podemos experimentar es lo misterioso. Es la fuente de todo arte verdadero y de la ciencia.

Los grandes espíritus siempre han encontrado violenta oposición de parte de los mediocres. Éstos últimos no pueden entender cuando un ser humano no sucumbe impensadamente a prejuicios hereditarios sino que, honestamente y con coraje, utiliza su inteligencia.

Y una última perla, ésta de Borges, que prologa la introducción del fascinante Misticismo y física moderna:

Hemos soñado el mundo pero hemos consentido en su arquitectura tenues y eternos intersicios de sinrazón para saber que es falso.


1 comentario:

elsacelsius dijo...

Sabias palabras de Albert Einstein...